Una nariz electrónica para medir la madurez del compost

Medida de olor en ensayo de compostaje usando olfatometría de panel y nariz electrónica (instrumento de color azul)

Medida de olor en ensayo de compostaje usando olfatometría de panel y nariz electrónica (instrumento de color azul)

Investigadores del IRNAS y de la Universidad de Huelva han aplicado una nariz electrónica para determinar la madurez de diversos compost de residuos vegetales. En un artículo publicado en la revista Waste Management  (López, R., Giráldez, I., Palma, A., Díaz,J. M., Assessment of compost maturity by using an electronic nose, doi:10.1016/j.wasman.2015.09.039) que está siendo recogido con interés por los medios de comunicación, se describe el uso de una nariz electrónica para realizar un análisis de los gases emitidos en  un proceso de compostaje realizado a escala real en las instalaciones de la empresa Naturplant situada en Los Palacios. Una nariz electrónica consta de varios sensores electroquímicos que detectan compuestos orgánicos volátiles (COV) que son responsables del olor de los materiales en descomposición. El estudio describe como a partir de los datos recogidos por la e-nariz se puede deducir el grado de madurez del compost.  El sistema relaciona el olor del material orgánico con los procesos químicos y biológicos que tienen lugar en el abono e indica si está en el punto óptimo para que no resulte tóxico en la planta. Un sistema de este tipo podría ser de gran utilidad para la medición ‘in situ’ de la madurez del compost, evitando la realización de otros tests de madurez mucho más laboriosos y complejos.

Comments are closed.